miércoles, 20 de marzo de 2013

Cap 1° "Perdón te confundí con el amor de mi vida, pero igual gracias por todo."


Ashley Rose:


Who says you're not start potential 
Who says you're not presidential 
Who says you can't be in movies 
Listen to me, listen to me 
Who says you don't pass the test 
Who says you can't be the best 
Who said, who said 
Won't you tell me who said that 
Yeah, Who says...

La estrofa de una de mis canciones favoritas de Selena Gomez "Who says" resonaba en mi cabeza haciendo que cantara con ella. Esa canción me hacia recordar a mi, a como me sentía en este momento. Estaba en la parte trasera del coche que conducía mi padre, con mi madre de copiloto. Iba en dirección al aeropuerto de Canadá, para que cogiera el vuelo con destino a Atlanta. Allí, en el aeropuerto de Atlanta me estaría esperando la directora del internado. Ya veis cuanto me quieren mis padres, no se dignan ni a acompañarme hasta Atlanta...Si, ya se que es un vuelo, que cuesta dinero, pero yo soy su hija y ya no me verán hasta...quien sabe cuando. Mis pensamientos fueron interrumpidos por un leve golpe de puerta que dio mi padre al bajar del coche. Ya habíamos llegado al aeropuerto, el que me despediría de mis padres...¿La verdad? Puede que me duela un poco, pero si ellos lo quieren así, así será.

- Ese de allá es tu vuelo. -dijo mi padre señalando hacia un avión que había en pista.
-Toma.-Dijo mi madre dandome las maletas, era una situación bastante tragica, su hija se va a ir para lo que queda hasta que llegue a los 18 y ellos tan solo se dignan a decirme eso.
-Ya, yo también os voy a echar demenos, os responderé a las cartas que me mandéis e.t.c...-dije con enfado e ironía en mi voz- Sois lo mejores padres que nadie puede tener. 
Y al decir eso, me fui cogiendo mis maletas hacía el avión que había señalado mi padre anteriormente. Pensé que al verme así me dirían algo, un simple "¡Espera! perdonanos, es solo que nos cuesta expresar nuestro cariño hacia ti." Pero ya veo que para ellos soy un cero a la izquierda, que tan solo incordiaba en sus vidas. 

(...)

"Pasajeros con destino a Atlanta, pueden ir bajando del avión"
Sonaba por los altavoces cada 5 minutos y en diferentes idiomas. Salí del avión escuchando la canción de Justin Bieber "Common Denominator" en mi iPod, ese chico me encanta, tiene una voz dulce...bueno ahora ya no tanto, le ha cambiado a más grave...Pero aun así es precioso oír sus canciones.

Out of all the things in life
That I could fear
The only thing that would hurt me
Is if you weren't here

I don't wanna go back
To just being
One half of the equation
Do you understand what I'm saying?

Girl, without you I'm lost
Can't fix this compass at heart
Between me and love
You're the common denominator...

Cogí mis maletas y me puse a buscar a la directora del internado, en realidad tan solo la vi por una foto que tiene la web del internado pero me creo lo suficientemente capaz de poder reconocerla. 
Moví mi cabeza una, dos, tres, cuatro veces hasta que di con ella. Era una mujer alta, delgada con cabello que no llegaba a los hombros color castaño claro, más bien tirando a rubio. Llevaba puesta una falda tipo tubo negra que le llegaba hasta las rodillas, a conjunto con una camisa a rayas blanca y gris y unos tacones negros. 

-Hola.-respondí algo seca.
- Debes de ser Ashley ¿verdad? -me preguntó esperando mi aprobación con una gran sonrisa.
- Si, ¿Usted es la directora? -le pregunté yo esta vez con una sonrisa.
- Si, llámame Lenna , pero no me trates de Usted por favor, me haces sentir más vieja. Si eso dame una de las maletas para ayudarte ¿Si? -se ofreció con otra sonrisa y ofreciendome su mano para que le diera la maleta, le di la maleta.
- Muchas gracias -le respondí educadamente.

(...)

Bajamos de Taxi en el que habíamos ido y llegamos al internado en donde iba a pasar los restos de mis días, así que para no empezar con mal pie intenté no pensar negativo y buscarle algun aprecio. Se podía divisar un gran jardin con árboles y flores que daban la entrada al enorme "castillo" era algo moderno pero antiguo ¿Raro? Puede. 

- Y bueno, aquí es donde viviras, en este...-la interrumpí.
- ¿Internado? - le dije a la directora completando su frase.
- Bueno...yo iba decir "castillo"...pero si te gusta más decirle así esta bien. -comentó algo incómoda- Ven sigueme. - añadió cogiendo alguna de mis maletas y avanzando hasta mi futura carcel.
- Vale...-dije mirando al rededor.

Recorrimos todo el jardin por uno de los caminos que llevaba a la entrada del "Castillo". Nada mas entrar había a una gran sala con un, dos, tres, cuantro y cinco pasillos y unas escaleras en el centro que daban lugar a otra planta. Debo admitir que el interior de aquella escuela era bastante acogedor y que me había dado una buena impresión. Las paredes tenían un color salmón, había ventanas cada cinco metros de distancia que daban iluminación haciendo que no se necesitara utilizar electricidad. La directora Lenna me condujó hasta la segunda planta donde las paredes eran rosa claro, que para mi sorpresa tenia otras escaleras que conducían a otro piso más arriba.

- Esta es la planta de las chicas. Por toda esta planta te encontrarás nada más habitaciones y baños. Aún que al final del pasillo siempre hay una enfermería. -añadió señalando hacia el fondo donde se podía visulaizar una pequeña puerta, yo tan solo afirmaba en silencio con un movimiento de cabeza cogiendo cada detalle de aquella planta- Antes de enseñarte todo lo demás iremos a tu habitación ha dejar tus maletas.-volví a aceptar en silencio.

Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete puertas de habitaciones había que pasar hasta llegar a la mía.
Mi habitación estaba al lado derecho. Las paredes eran blancas, había una gran cama sin sabanas que suponí que tendría que poner las mías. Delante de esta había un gran armario color balanco en donde cabrían miles de zapatos y vestidos. Al lado derecho de la cama había una mesita de noche, y al lado izquierdo una ventana. Luego había en la misma habitación otra entrada que no se donde llebaría. 

- Esta es tu habitación - me dijo sonriente - la puerta de allá es tu baño privado -señaló a la puerta que anteriormente no sabía donde llevaba.
- ...¡¿Todo esto es para mi?! -Pregunté gritando sonriente, tampoco esta tan mal este sitio ¡Esta habitación es mucho más grande que la de mi casa! 
- Si - rió - Es bueno que te lo tomes así. Aún que las paredes estan bastante sosas. Despues tan solo tienes que bajar a la planta de abajo que habrá un telefono donde podras llamarme y me dices de que color quieres las paredes. 
- ¿En serio? ¿Sabes? Me va a gustar este sitio...- dije con una sonrisa - 
- Bueno me alegra que te guste. ¿Quieres poner todo lo que tragistes ahora en la habitación o quieres que te enseñe un poco más el colegio? - me preguntó con su sonrisa de siempre.
- Prefiero ordenar todo ahora. 
- Muy bien, entonces después te mando a una alumna para que te enseñe todo. -y con esa misma sonrisa se fue de la habitación.

Empezé a vaciar primero la maleta en que llevaba mi ropa usual. Abrí el armario para guardarla y vi que había tres uniformes de escuela iguales. La falda era a cuadros de color verde oscuro con una camisa blanca y un polo por encima verde oscuro a conjunto con la falda. Guardé mi ropa haciendo caso omiso de los uniformes y después saque todos mis zapatos de una maleta más pequeña: Converse all-star, Vans, Addidas y mi marca preferida Supra. Los guardé en el armario donde había un puesto para los zapatos. Después de todo aquello cogí la última maleta que quedaba por vaciar en donde había todos mis obejetos: Fotografías, revistas, ordenador y accesorios como pulseras, collares, gorras y lazos. Terminé de guardar todo y miré en mi Blackberry (BB) la hora; 5:30. Cogí el iPod de mi bolsillo del pantalón y me puse a escuchar música en modo aleatorio. 

Hey, what's the situation?
I'm just tryna make a little conversation,
why the hesitation?
Tell me what your name is,
for your information, don't get me wrong,
You know it's right,
don't be so cold, we could be fire,
Tomorrow we go, let's start tonight,
You know what is all about.

I can take you out, I can take you home,
I can take you oh-oh-oh where you wanna go,
I can pick it up, we could take it slow,
I can take you home,
I can take you out, I can take you home,
I can take you oh-oh-oh where you wanna go,
I can pick it up, we could take it slow...

Miré al rededor una, dos, tres veces buscando algo que hacer...Me fije en que tenía apoyado en la puerta del baño un paquete envuelto. Me levanté de la cama cantando la canción "Take You" que aún seguía sonando y fui hacia el paquete. Tenía una nota:

                                     Para: Ashley
                                     
                                   Se que es duro para ti estar aquí, y que te dolió que te mandáramos. Pero lo hacemos por tu bien,
                                     nosotros, tus padres, te queremos muchísimo solo que no sabemos como demostrartelo.
                                     Todabía nos acordamos cuando de pequeña nos pedías que te com-
                                     prásemos una guitarra porque decías que querías ser cantante y nosotros te decíamos que no...No
                                     porque no te quisiéramos, sino porque no nos lo podíamos permitir. Ahora nos gustaría que a-
                                     briéras el paquete y buscaras a alguien de la escuela para que te enseñe a tocar y puedas cum-
                                     plir tu sueño. 
    
       

                                      Att: Tus padres xxx

Vale, debo admitir que no me lo esperaba y que me ha echo sacar lágrimas. Y bueno ya sabeis cual es mi sueño, siempre desde muy pequeña quise ser cantante. Quería tocar la guitarra y componer mis propias canciones. Pero mis padres siempre se negaban a comprarme una guitarra y yo pues...les decía que...Los odiaba. Así que empezé a sacar matriculas de honor para que así al menos me la compraran...Pero no, ni eso. Me enfade mucho y empezé a juntarme con malas influencias. Y bueno aquí estoy, en un internado, escuchando música y con un paquete sin abrir. Abrí poco a poco el paquete y vi aparecer una guitarra preciosa, era marrón oscuro con una palabra grabada en color plateada que decía: Faith. La cogí y empezé a rozar con las llemas de mis dedos las cuerdas. 



Justin Bieber:



There's a dream in my soul
A fire that's deep inside me
There's a me no one knows
Waiting to be set free
I gonna see that day
I can feel it
I can taste it
Change is coming my way

I was born to be somebody
Aint nothing that's ever gonna stop me
I light up the sky like lighting
I gonna rise above
Show em what im made of
I was born to be somebody
I was born to be
And this world will belong to me

This life can kick you around (woah)
This world can make you feel small (woah)
They will not keep me down (woah)
I was born to stand tall
I can feel it
I believe it
Im here
Im here to stay


I was born to be somebody
Aint nothin that's ever gonna stop me
I light up the sky like lightening
I gonna rise above
Show em what im made of
I was born to be somebody
I was born to be
And this world will belong to me

Feel it
Believe it
Dream it
Be it
I was born to be somebody
Aint nothing that's ever gonna stop me
Ill light up the sky like lighting
I'm gonna rise above
Show em what I'm made of
I was born to be somebody
I was born to be
And this world will belong to me
Whoa oh
Whoa oh
And this world will belong to me
Ye-ah ye-ah
Oh
And this world will belong to me.

Terminé de cantar aquella canción, que la verdad es que me emocionaba y salí del escenario con un "Muchísimas gracias Beliebers" y ante ello la respuesta de mis fans; Gritos de alegría. Me fuí hasta mi backestage, en el camino todo el personal me felicitaba por mi gran concierto y yo daba las gracias con una sonrisa. Me senté en mi silla y cerre los ojos para descansar, estaba agotado. 

- Lo has echo genial Justin, sigue así y llegaras muy lejos - Me felicitó Scooter, mi manager -
- ¿Más lejos que donde he llegado? - pregunté sorprendído -
- Muuucho maaás lejos. - me afirmó alargando la frase -
- ¡Me gusta como suena! - dije con una gran sonrisa - 

En ese preciso instante entró mi madre con Kenny, mi guardaespalas al lado. 

- ¡Justin! Debo de hablar contigo - Oh, oh, mal asunto cuando mi madre dice eso -
- Uh...Justin mejor me voy os dejo a solas. Acuerdate ¡Mañana a por Los Ángeles! - añadió Scooter y salió con Kenny hacia fuera del backestage cerrando la puerta tras él -
- No, no creo - Comentó mi madre con mal genio.
-  ¡¿Qué?! - grité sorprendido -
- Que no vas a ir - dijo seria -
- No puedo hacer esto a mis Beliebers - dije molesto.
- Ya no lo haces por tus Beliebers Justin. Ahora tan solo lo haces por ti. Siento decir esto pero...Se te subió la fama a la cabeza. - me dijo decepcionada y seria - Mañana irás a Atlanta, te apunté todo este año a un internado.
- No...No me puedes hacer esto. ¡Este es mi mundo mamá y no me puedes apartar de él!
- ¡Justin este no es tu mundo! Tu tan solo eres un chico de Canadá, un chico normal con un gran talento. Me prometiste que seguirías siendo el mismo si te dejaba hacerte famoso...¡Pero esto ya no va a más! ¡Le pegaste a un periodista! 
- ¡No nos dejaba empaz a Selena y a mi! -
- Selena te está cambiando...
- No me está cambiando. Sigo siendo el mismo Justin Drew Bieber. 
- Eso mismo creíamos Ryan, Caitlin, Chris, Chaz y yo. Pero no, dejaste a Caitlin en el hospital a punto de morir por ir a pasar unas vacaciones en un crucero con Selena. Pero lo peor de todo...Los mentiste. 
- Mamá yo...lo siento ¿vale? - dije cabizbajo - Si quieres que vaya a ese internado...iré pero dejame al menos llamar a Selena para despedirme... -Dije cogiendo el iPhone.
- Vale. Te quiero Justin. 
- Y yo mamá... -Mi madre salió por la puerta y yo nada más eso marqué el numero de Selena.

_¡Justin amor! ¿Qué tal el concierto? 
_ Muy bien cariño...
_ ¿Te pasa algo? No tienes muy buena voz...
_ Eh...bueno...quería decirte una cosa muy importante.
_ Claro dime. Te escucho. -
_ Mi madre me llevará mañana a Atlanta a... - Selena me interrumpió con una risita-
_ Justin amor, si quieres que vaya a Atlanta para esperarte en el aeropuerto para tu próximo concierto, claro que iré no te pongas así. -me dijo, apuesto a que esta sonriendo en estos momentos-
_ No...eso es lo que te quería decir. No haré más conciertos en un año porque mi madre me a apuntado a un internado de Atlanta...
_ ¡¿Qué?! No puede hacerme esto...No te podré ver en un año...- Sonaba con la voz algo rota, como si estubiera a punto de llorar -  
_Si que puedes. No es una carcel, dejan a acer visitas cada domingo....Supongo.
_ Pero eso me dará mala fama...Si un paparazzi me pilla yendo a un interando donde está mi novio...-dijo Selena algo molesta-
_ Pero soy tu novio...y eso importa más que la fama ¿verdad? -dije sorprendido hací su racción-
_ Claro que no...mi fama es mi vida, y tu eres un chico más...Lo siento Justin pero si vas a ese internado rompemos. -comentó Selena decidia-
_ ¿Eso es una amenaza? -dije molesto por su comportamiento- Porque si es así, calro que rompemos. Mi madre piensa que es mejor para mi ir allí, pues iré.
_ Justin...Hemos roto. No puedo dejar que afectes a mi fama. -dijo y seguidamente colgó.

No puedo creer que sea así...¡He estado con ella casi 4 años y he sido un ciego! Me levanté y di una patada a la silla en la que estaba sentado, me sente en el suelo y comenzé a llorar.



Ashley Rose:


Unos golpecitos en la puerta interrumpieron mis pensamientos. 
- ¡Adelante! - dije con un grito para que pasara -
Entró una chica más o menos de mi edad. Tenía cabello rojizo con algo de ondas hasta la mitad de la espalda, su flequillo iba cogido con un clipa un lado. Iba con el mismo uniforme que vi en el armario anteriormente, sus ojos eran verdes e iba ligeramente maquillada con rimmel, colorete y gloss trasparente en los labios. Parecía bastante simpatica.

- ¡Hola! ¿Eres Ashley Rose? -preguntó con una sonrisa -
- Si...supongo. -reí, saqué mi monedero y miré mi DNI - Si, si que soy Ashely. -ella comenzó a reir- Pero llamame Ash.
- Yo soy Kate Blair -dijo sonriente- Soy la encargada de enseñarte el internado...¿Todavía no te pusiste el uniforme? 
- No. Ahora me lo pongo -dije sonriendo- Sientante donde quieras.
- Gracias. -me contestó Kate con su sonrisa de siempre-

Fui hacia el armario y saqué el uniforme, luego entré en el baño y me cambié. No quería dar mal ejemplo así que me lavé la cara y me maquillé un poco: Rimmel, colorete y gloss rosa claro. Salí del baño.

- Ahora mucho mejor - me dijo Kate al verme - Vamos te enseño todo antes de que sean las ocho y tengamos que ir a la sala de reunión.
- ¿Sala de reunión? - Pregunté sin saber nada, mientras ibamos caminando -
- Si, toma se me olvidó darte esto. - me dió un sobre - Es donde pone las reglas. Te explico lo de la sala de reunión. A las ocho en punto debemos estar todos los alumnos en una sala, que la llamamos... -la interrumpí
- ...La sala de reunión -dije completando su frase - 
- ¡Adivina! - reimos juntas - Siempre se va allí para que los profesores nos cuenten por clases y para hablar sobre la fiesta de Halloween-
- ¿Haremos fiesta? - pregunté ilusionada.
- Si tambien hacemos de Navidad, San Valentin y la de verano. Aún que hay veces que hacemos alguna fiesta en donde damos teatros o conciertos beneficos para los más necesitados. Los que quieren participar en los conciertos u obras se tienen que apuntar en una lista que ponen en los pasillos para este tipo de actividades beneficas. 
- Aww - deje escapar.

2 comentarios:

  1. Wow!!!! Siguela pronto preciosaaa! Quiero que Ashley conozca ya a Justiiin! :)

    ResponderEliminar